#009F95
1
0
107

Nules pide a los ciudadanos colaboración para erradicar roedores en entornos privados

El ayuntamiento cuenta con un programa para realizar seguimientos y controles en zonas públicas

Nules hace un llamamiento a los vecinos de la población para que haya colaboración y coordinación entre la entidad local y la ciudadanía, en miras a reducir al mínimo posible las poblaciones de roedores en entornos urbanos.

En este sentido, cabe destacar que el Ayuntamiento cuenta con un Programa Integral de D.D.D. (Desratización, Desinsectación y Desinfección) gestionado por la empresa Lokímica S.A., que lleva a cabo un seguimiento y control exhaustivo de las poblaciones de roedores en el entorno urbano del municipio.

No obstante, pese a los esfuerzos del Ayuntamiento de Nules es necesaria una activa concienciación y participación ciudadana para la gestión adecuada de las poblaciones de roedores.

Desde la concejalía de sanidad se destaca que las casas y solares abandonados, con abundante maleza y enseres en desuso son entornos que favorecen la aparición y proliferación de múltiples plagas, entre ellas las ratas y los ratones, que establecen en estos lugares sus madrigueras. Del mismo modo, prácticas que resultan habituales como dejar cubos de basura abiertos, tanto en la vía pública como en domicilios particulares, o alimentar a gatos callejeros con pienso o comida casera, puede incrementar notablemente el número de ratas o ratones de una determinada zona urbana.

Otros focos atrayentes de los roedores pueden ser silos de grano, almacenes de alimentos, leñeros, zonas ajardinadas descuidadas y frondosas, cultivos con malas hierbas, acequias abandonadas, entre otros. Es también habitual encontrar roedores, generalmente ratones, en viviendas particulares y en comunidades de propietarios, en cuartos de contadores, patios interiores, alacenas, corrales, o aljibes, “en estos casos, el Ayuntamiento no tiene  competencias para poder actuar, ya que se trata de propiedades privadas, siendo imprescindible que la ciudadanía, de manera particular, lleve a cabo en cierta medida su propio programa de control de roedores. Dichas acciones pueden ser a nivel doméstico o a través de una intervención profesional”, explica el concejal de sanidad, Antonio Romero.

Las medidas culturales, como el desbroce, la limpieza de solares, la retirada de enseres abandonados y otras prácticas como el adecuado mantenimiento de jardines y comunidades vecinales, ayudan en muchas ocasiones a reducir considerablemente la probabilidad de la aparición de ratas y ratones.

Etiquetas